Siguenos en :
Videoreportajes Artículos Recetario Vinos y Bebidas Promociones Cursos Festivales ¡Guía de Diciembre! Reserva en Línea  
Servicios para Usuarios
  Iniciar Sesión:
 Email:
 Password: 
  | 

Mis pedidosPromociones cercanas
Los mejor calificadosLos más opinados
Gana CenasBoletín


ENLACES RECOMENDADOS
Hoteles en Mexico DF



 

Servicios para Restaurantes



Artículos:
Mejora el Aporte Nutrimental de tus Platillos Incluyendo Peras en Formas Novedosas e Increíblemente Deliciosas.

Wednesday 9 de March del 2011

Cuando pensamos en diseñar platillos casi siempre pensamos primero en qué producto de origen animal será el centro del mismo; luego en la salsa con la que lo cubriremos y finalmente en una guarnición para acompañarlo.

Generalmente las guarniciones que usamos para nuestros platillos son en base a productos de cereales ricos en almidones como papas, arroces o pastas y algunas verduras. La verdad es que casi nunca pensamos en agregar frutas a los platillos que no son dulces o que no se consumen en el desayuno o como refrigerio. La fruta puede ser una opción muy interesante para platillos de todo tipo. Combina bien con entradas, ensaladas, platos fuertes y postres, incluso como ingrediente principal en salsas y para bebidas. Es sólo cuestión de permitirse opciones diferentes, de echar a volar la imaginación y de abrir la mente y el paladar a combinaciones poco tradicionales y contrastes en los sabores.

Tomemos como ejemplo a las peras. Estas deliciosas frutas que están en temporada cada año de septiembre y a junio, y que se encuentran en distintas variedades de distintas formas y colores, pueden ser un ingrediente novedoso en todo tipo de platillos. Por su sabor ligeramente dulce y perfumado, por su ligero y afrutado aroma con notas ácidas y dulces pero también herbáceas, son un ingrediente interesante que agregar a los platillos. Como son firmes pero a la vez suaves y jugosas se pueden agregar simplemente cortadas, con o sin su piel, o se pueden asar, hervir, hornear o pochar. Agregarán a los platillos una nota de sabor fresco y dulce, ligeramente ácido y un toque de textura firme y jugosa a la vez. Pero también brindarán a nuestros platillos color. Recordemos que hay peras verdes, amarillas, rojo intenso o más suave e incluso cafés… colores distintos para sorprender cada vez a la familia y a los comensales con presentaciones diferentes.

Así, las peras se pueden usar como ingrediente principal o como guarnición en todo tipo de platillos. Son deliciosas en ensaladas de hojas verde oscuro, en las que combinan muy bien con lechugas y espinacas. Son ricas en sopas de leguminosas como las de lenteja o haba. Combinan muy bien con el pollo, pavo u otras aves, y en salsas para acompañar platillos con carne de res, ternera o cordero, son deliciosas. Son ideales para combinar con cerdo, ya sea su carne fresca o piezas de jamones y otros cocidos a los que brindan un toque dulce y refrescante. Asadas, a la plancha o al horno, son el acompañamiento ideal de cualquier platillo fuerte, y crudas en rebanaditas quedan muy bien en sándwiches y quesadillas. Las combinaciones pueden ser muchas. Piense por ejemplo en una brocheta de camarones con pera y cebolla asada, o en una ensalada de betabel cremosa con trozos de pera. Piense también en el tradicional yogurt con pera o en el no menos famoso licuado de avena, pera y canela.

Desde el punto de vista nutrimental, agregando peras a las preparaciones mejora su aporte. Y es que las peras además de brindar sabor, color y aroma aportan agua y azúcares naturales, fuentes de energía natural para el cuerpo. En cada deliciosa rebanada de pera haya también concentraciones importantes de fibra, tanto soluble como insoluble, que ayuda a una correcta digestión, a un tránsito intestinal más rápido y a evitar el estreñimiento, además de que ayuda a controlar la glicemia, velocidad de absorción de los azúcares y otros hidratos de carbono al torrente sanguíneo, de las preparaciones. La fibra de las peras, sobre todo la soluble contenida en la pulpa, también ayuda a controlar el colesterol, tanto el ingerido como el endógeno o producido dentro del cuerpo, contribuyendo así a evitar las enfermedades cardiovasculares.

La pera es también una magnífica fuente de potasio, mineral esencial para la correcta hidratación y que se encarga del balance de los electrolitos en el cuerpo. Sin una adecuada ingesta de potasio estaríamos deshidratados, hinchados por el exceso de sodio y con calambres y contracturas musculares.

Todas las variedades de pera son ricas en vitamina C, el antioxidante por excelencia. Esta vitamina, el ácido ascórbico, ayuda a prevenir y resolver enfermedades infecciosas de todo tipo y a mantener una elevada respuesta inmune. La vitamina C también ayuda a la formación de colágeno y a la correcta cicatrización; por si fuera poco, una dieta alta en vitamina C es el mejor camino para evitar el envejecimiento prematuro, el estrés oxidativo y las mutaciones celulares anormales asociadas con las primeras etapas del cáncer.

Por si esto fuera poco, en las peras encontramos también unos poderosos antioxidantes naturales, los pigmentos, como las antoxantinas de los tejidos interiores y los carotenos, licopenos y clorofila de los tejidos exteriores, la cáscara. Vaya, hasta un poco de calcio brindan las peras a quien las consume.

Por eso, en esta temporada y hasta junio, cuando pensemos en un platillo, cuando planeemos un menú, vale la pena pensar en cómo incluir peras en las preparaciones. No sólo brindaremos a la familia y a nuestros comensales sabores y colores deliciosos con novedosas texturas sino que el aporte nutrimental se verá positivamente impactado por su contenido de fibra, vitamina C, potasio, calcio y azúcares naturales que brindan energía a nuestro sistema. ¡Peras en cada platillo y a todas horas del día!

Lic. Cecilia García Schinkel, Nutrió loga

* El contenido y opinión en los artículos y reportajes son responsabilidad de su autor.
Ver Reportajes de Años Anteriores:
201420132012201120102009200820072006200520042003
PUBLICIDAD · ANUNCIATE





Servicios | Contáctanos | Registrate | Agregar o Actualizar un Restaurante | Acerca de Restaurantes de México | Legal | Informacion de Publicidad

  Periférico Sur 3642, piso 15, Jardines del Pedregal, C.P. 01900, México, D.F., Tel./Fax: 55 68 58 98  Copyright © 2002 Restaurantes de México, Todos los derechos Reservados

Un desarrollo de: Nuestros Portales Hermanos: