Siguenos en :
Videoreportajes Artículos Recetario Vinos y Bebidas Promociones Radio Eventos Reserva en Línea  
Servicios para Usuarios
  Iniciar Sesión:
 Email:
 Password: 
  | 

Mis pedidosPromociones cercanas
Los mejor calificadosLos más opinados
Gana CenasBoletín

 

Servicios para Restaurantes



Artículos:
Reseña histórica del chile en nogada

Tuesday 18 de August del 2009

Chiles mexicanos, nueces de Castilla y pepitas de granada se fusionaron hace 188 años para deleitar el paladar del emperador Agustín de Iturbide y formar uno de los platos más patrióticos de la gastronomía mexicana: los chiles en nogada.


En 1821, un año antes de coronarse como emperador de México, el entonces general Agustín de Iturbide, que se dirigía a la capital tras firmar los tratados de Independencia, hizo escala en la ciudad de Puebla y degustó el singular plato, coincidiendo con el día de su santo.
Las autoridades locales quisieron agasajar al futuro emperador con un banquete especial y le presentaron un nuevo platillo que integraba los tres colores de la bandera mexicana: el verde del chile poblano, el blanco de la salsa de nueces y queso, y el rojo de la granada. El aroma, color y sabor del Chile en Nogada pudo con las reticencias de Iturbide, y pese a sus temores a ser envenenado, devoró el nuevo plato.

Fueron las madres agustinas del Convento de Santa Mónica las encargadas de elaborar, con sus angelicales manos, un platillo que hiciera alegoría a la bandera del Ejército Trigarante. Todo estaba listo, así que hicieron una cuidadosa selección de platillos poblanos, influida por la euforia del espíritu y fervor patriótico reinante en esos días. En estos platillos, por supuesto, se debían resaltar los tres colores de este estandarte, ya que se trataba de una ocasión especial para agasajar al héroe.

Especialmente para la preparación de los chiles en nogada ellas utilizaron ingredientes de temporada como el chile poblano, nuez de castilla tierna y la deliciosa granada. Los chiles fueron rellenos con carne molida y frutas, posteriormente los sometieron a un baño con la salsa de nuez y fueron decorados con los granos de granada. También se realizaron algunos de estos chiles capeados y a esos los adornaron con hojas de perejil. Así nacieron los tan famosos Chiles en Nogada.

LA GRANADA: FRUTA QUE SE COSECHA EN OTOÑO


Contiene cantidades considerables de manganeso, vitamina C y las integrantes del complejo B, útiles para prevenir el agrietamiento de la piel, sequedad de las mucosas y decaimiento. Por si fuera poco, son parte de ella los ácidos cítrico y málico, que fortalecen al corazón y disminuyen los síntomas característicos del asma.

En otoño mes de agosto cuando la llamativa fruta de la granada nos ofrece sus granos en toda su plenitud. De la familia de las mirtáceas, corteza rojiza y hojas lanceoladas, con flores de gran tamaño, de color rojo y blanco. El fruto es una baya grande, coriácea y globulosa, que contiene numerosas semillas, con arillo muy gustoso de color rojo vivo violáceo. Su piel es brillante y gruesa. Y es tan atrayente que el refrán dice que granada madura, tentación segura.

LOS CHILES POBLANOS

El Chile poblano de la época de san Agustín en puebla, puebla. (28 de agosto) se caracteriza por ser carnoso y muy oscuro mientras más oscuro es su color será menos picoso.

El chile poblano, y su contraparte seca, el ancho o mulato, tanto cuanto a gastronomía se refiere, se le ha inventado todo tipo de mito y leyenda.
La más notable de todas es, por supuesto, aquella que dice que aquella suprema creación de la cocina poblana el mole poblano fue creado en el convento de Santa Rosa de Lima, de la ciudad de donde deriva su nombre.

Pero no es el único platillo para el que el mencionado chile poblano es necesario: otro, que definitivamente tiene que haber sido creado después de una plegaria con su subsiguiente intervención divina de los dioses.

NUEZ DE CASTILLA


Las nueces son unos auténticos protectores cardiovasculares.
Contienen gran cantidad de ácido alfa linoléico, que es un ácido graso con efecto antitrombótico y antiarrítmico. Por otro lado, contiene ácido fólico, magnesio, cobre, vitamina E, proteínas, y fibra.
Consumir de 8 a 10 nueces al día, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre.  

* El contenido y opinión en los artículos y reportajes son responsabilidad de su autor.
Ver Reportajes de Años Anteriores:
20192018201720162015201420132012201120102009200820072006200520042003
PUBLICIDAD · ANUNCIATE





Servicios | Contáctanos | Registrate | Agregar o Actualizar un Restaurante | Acerca de Restaurantes de México | Legal | Informacion de Publicidad

ghurtado@internext.com.mx , Tel.: 044-55-52 17 82 74  Copyright © 2002 Restaurantes de México, Todos los derechos Reservados

Un desarrollo de: Nuestros Portales Hermanos: