Siguenos en :
Videoreportajes Artículos Recetario Vinos y Bebidas Promociones Radio Eventos Reserva en Línea  
Servicios para Usuarios
  Iniciar Sesión:
 Email:
 Password: 
  | 

Mis pedidosPromociones cercanas
Los mejor calificadosLos más opinados
Gana CenasBoletín

 

Servicios para Restaurantes



Artículos:
Historia “Viñedos los Azteca”

Tuesday 14 de July del 2009


Desde principios del año 2004 nace la ilusión por hacer un gran vino mexicano, Connie y Jorge Ferreira, pareja mexicana donde ella se manifiesta profundamente interesada en el conocimiento de su elaboración, dónde nace, cómo se elabora, cómo envejece. Él, un empresario exitoso y apasionado de México, desde sus costumbres hasta sus gentes, trabaja gustoso en dar a conocer al mundo todo lo relacionado con su pueblo, con un rancho de caballos con clara defensa y promoción de  tradiciones mexicanas y con una tierra disponible y propia para viñedos.
El destino hace que Jorge y Connie Ferreira se  crucen con una pareja de españoles que desde finales del siglo XX, están luchando para levantar una vinícola importante en la zona de Querétaro, con tenacidad, mucha ilusión y más pasión, lo van logrando con admirables resultados, son Maria Baró y Jose Antonio Llaquet.

Ambas parejas se conocen por su vecindad, y empiezan a compartir, al pie de la magia de la “La Peña de Bernal”, (tercer monolito más grande del mundo), muchos y profundos sentimientos de cariño y amistad,  entre ellos la pasión por México, y es aquí donde empiezan los sueños de la elaboración de un gran Vino Queretano, para el disfrute personal. Con el tiempo se diseñan las bases de lo que será Viñedos los Azteca, una pequeña vinícola elaboradora de buenos productos mexicanos.
En el caso concreto del vino tinto se marcaron tres premisas:
Se visualizo un vino acabado agradable en boca por lo que se propuso un máximo de 13,5%Vol.Alc. para evitar en lo posible la agresividad del alcohol En aromas se primarían todos los afrutados antes que los maderizados, se utilizaría la madera  como complemento, nunca como protagonista Por último para darle más complejidad y un toque diferencial se trabajarían, según la vendimia, con diferentes añadas, “C.V.C.: Conjunto de Varias Cosechas”, dándole mas juego a la creación enológica
 
En el año 2005 se procede a elaborar la primera cosecha que será la prueba definitiva por ello se consiguen excelentes uvas de un cuidado viñedo de la zona de Dolores Hidalgo, con una filosofía de sacrificar cantidad para obtener mejor expresividad y calidad.

Estos viñedos disponen de pequeñas parcelas con diferentes variedades:
Cabernet Sauvignon Cabernet Franc, Merlot, Petit Syrah, Tempranillo,
<
p style="text-align: justify;">Nos faltaba un poco de uva Malbec de la cual Jose Antonio es un apasionado, se consigue en unos viñedos de Ezequiel Montes con un poco más de Cabernet Sauvignon.
Mantenemos una relación estrecha con el viticultor para dar el seguimiento a los viñedos, y desde el momento de la poda se lleva un control exhaustivo de los mismos, dando instrucciones precisas, primero se busca una poda más corta de lo habitual, con la intención de obtener frutos más concentrados, en la floración del viñedo se sigue su evolución y se procede a un aclareo de casi el 50% de sus frutos en el momento del envero. Luego se sigue con un control constante de cualquier enfermedad o plaga que pudiera surgir y se intenta llegar al máximo de la maduración, con la premisa de no superar los 13,5%Vol. Alc.. Estas técnicas, a veces, son difíciles de entender para los viticultores pues van en contra de su visión histórica que es conseguir  más volumen, ya que  de ello depende su facturación, ahora hay que hacerles entender que se cobrara lo mismo o más por menos volumen, dada la importancia de la calidad de la uva, más que la cantidad en la elaboración del vino.  

En la cosecha del 2005 se elaboraron en total unos 1.500 kgs de uva. Se pidió prestado una despalilladora para poder derrapar la uva y se elaboró en tambos y barricas abiertas todas las variedades por separado para ir viendo su evolución, se procedió a una pre-maceración fría de casi 10 días y luego se inocularon las levaduras seleccionadas para proceder a la fermentación, a una temperatura controlada máximo 27ºC, durante la cual se hicieron tres bazuqueos al día de forma tradicional, con una pala plana agujereada de acero inoxidable para no romper sólidos ni oxigenar el proceso en exceso.

Aproximadamente a los 24 días, el mosto ya es vino, y el color que estaba en los hollejos atintado de violeta el conjunto. Nos damos por satisfechos porque creemos que hemos llegado al máximo de extracción de los compuestos polifenólicos, taninos y antocianos, el vino se ve de buen color y con unos aromas afrutados impresionantes.
Procedemos al descube del vino y posterior prensado de los hollejos que van apareciendo. Los mostos obtenidos por separado (las prensas y el sangrado) pasaran a las barricas de roble bordalesas Tenemos tres tipos de roble: francés, americano y húngaro, la idea es pasar todos los vinos por las diferentes barricas mientras el vino realiza la fermentación maloláctica y su crianza.

Aproximadamente cada 3 o 4 meses procedemos a analizar y catar las barricas.  Las descubamos para separar los sólidos o lías que pueda haber en el fondo de las mismas y aprovechamos para hacer las correcciones oportunas al vino. Las barricas actúan activando fenómenos fisicoquímicos en el vino (soporte de la materia colorante e intensificando los taninos hidrolizables) además de definir la complejidad del vino, nos garantizaran la longevidad del mismo.

En las catas periódicas vamos dándole el seguimiento del vino,  respetando siempre el valor de la fruta por encima de la barrica,  por lo cual debemos estar siguiendo de cerca la evolución del mismo para que la madera no enmascare el origen de la uva.
HACIENDA MEXICANA LOS AZTECA – Ezequiel Montes, Querétaro
PRETEXTO

El primer producto obtenido de este largo trabajo, fue un excelente vino tinto, que esperamos lo disfruten.
En el camino de  partida de los amigos españoles, ellos vieron la necesidad de dejar alguna semilla en México como parte de un recuerdo personal y sobretodo de un motivo para poder regresar a menudo. Este país les obsequio con vivencias maravillosas, con un duro trabajo a las espaldas y  se llevaron el mejor souvenir que cualquier pareja pueda esperar en la vida, tres hijos mexicanos. Por todo eso, sentían el compromiso  de obsequiar algo más que un recuerdo. La idea fue desde un principio que ese vino fuera el pretexto para poder regresar, para mantener vivos los lazos de amistad. Eso es y así se llama: PRETEXTO y queremos compartirlo con todo el que tenga un buen motivo para hacerlo…
Pónganse a pensar y verán que en esta vida,  pretextos nos sobran para dar las gracias a tantas cosas buenas que nos suceden…                

* El contenido y opinión en los artículos y reportajes son responsabilidad de su autor.
Ver Reportajes de Años Anteriores:
20192018201720162015201420132012201120102009200820072006200520042003
PUBLICIDAD · ANUNCIATE





Servicios | Contáctanos | Registrate | Agregar o Actualizar un Restaurante | Acerca de Restaurantes de México | Legal | Informacion de Publicidad

ghurtado@internext.com.mx , Tel.: 044-55-52 17 82 74  Copyright © 2002 Restaurantes de México, Todos los derechos Reservados

Un desarrollo de: Nuestros Portales Hermanos: